Buscador

martes, 22 de agosto de 2017

Bombus terrestris: el abejorro zapador

Los ápidos (Familia Apidae), una familia de himenópteros apócritos de la superfamilia Apiodea, constituyen un numeroso grupo de abejas que incluye a la abeja melífera o doméstica, a las abejas sin aguijón, las abejas de las orquídeas, las abejas parásitas, los abejorros y abejorros carpinteros además de otros grupos menos conocidos. Muchas son abejas sociales, especialmente las de la subfamilia Apinae, pero otras son abejas solitarias y algunas son parásitas. Hay ejemplos de distintos grados de socialidad en diferentes especies. Todas las especies no parásitas y en especial las eusociales son excelentes polinizadores porque visitan numerosas flores cuando colectan néctar y polen. Se calcula que hay más de 5.750 en más de 200 géneros en el mundo.

Subfamilias y Tribus
  • Subfamilia Apinae

    Tribu Ancylaini
    Tribu Anthophorini
    Tribu Apini
    Tribu Bombini
    Tribu Centridini
    Tribu Emphorini(con dos Subtribus Ancyloscelidina y Emphorina)
    Tribu Ericrocidini
    Tribu Eucerini
    Tribu Euglossini
    Tribu Exomalopsini
    Tribu Isepeolini
    Tribu Melectini
    Tribu Meliponini
    Tribu Osirini
    Tribu Protepeolini
  • Subfamilia Nomadinae (son las abejas cuco)
   
    Tribu Ammobatini
    Tribu Ammobatoidini
    Tribu Biastini
    Tribu Brachynomadini
    Tribu Caenoprosopidini
    Tribu Epeolini (con tres Subtribus Epeolina, Odyneropsina y Thalestriina)
    Tribu Hexepeolini
    Tribu Neolarrini
    Tribu Nomadini
    Tribu Townsendiellini

  • Subfamilia Xylocopinae (son los abejorros carpinteros)

    Tribu Allodapini
    Tribu Ceratinini
    Tribu Manueliini
    Tribu Xylocopini

La Subfamilia Apinae comprende más de 3.500 especies en 20 tribus con más de 160 géneros.

Se caracterizan por la posesión de una corbícula (adaptación de la tibia posterior para el almacenamiento y transporte de polen), ausente sólo en los machos y las reinas de algunas especies, y un rastellum (hilera de cerdas rígidas junto al ápice de la tibia para recolestar el polen en la corbícula). Son  una mayoría de especies solitarias y que construyen simples nidos bajo tierra.

Los miembros de las tribus Apini, Bombini y Meliponini son sociales, pero la mayoría de las otras tribus tienen abejas solitarias o que presentan rudimentos de socialización. Las abejas melíferas, abejas sin aguijón y los abejorros, en cambio, son eusociales o coloniales. Estos grupos difieren en características tales como su forma de comunicación entre obreras y de construcción del nido.

Los abejorros (Tribu Bombini) son una tribu cosmopolita de ambos hemisferios. Habitan altitudes, climas fríos, templados, semitemplados y cálidos. También se pueden encontrar en altitudes y latitudes más elevadas que las de otras especies de abejas. Una pocas especies (B. polaris y B. alpinus) viven en climas muy fríos hasta en el Ártico.  No son nativos de Australia y Nueva Zelanda, pero algunas especies fueron introducidas el siglo pasado para efectuar la polinización de cosechas. En África, se los encuentra al norte del Sahara.

Hay un solo género, Bombus Latreille (1802), los llamados abejorros, con más de 250 especies en 15 subgéneros.

Generalmente visitan flores melitofílicas. Suelen visitar repetidamente el mismo grupo de flores todos los días mientras duren el polen y néctar. Pueden viajar hasta uno o dos kilómetros del nido en busca de grupos de flores. Son excelentes polinizadores de muchas pero en ocasiones para conseguir el nectar algunos abejorros recurren a perforar la base de la corola de una flor (robo de néctar).Sin embargo, son capaces de polinización por zumbido, proceso utilizado en aquellas flores cuyas anteras no son dehiscentes y que contienen un poro por el cual sale el polen cuando se hace vibrar a la flor. De esta manera extraen el polen de las plantas de la familia Solanaceae (papa, tomate, tabaco, etc.) y de la familia Ericaceae (azalea, arándanos, etc.)

Los abejorros son grandes (20 mm o más) y peludos, de color negro con bandas amarillas, blancas o en algunos casos naranja. Las reinas son más grandes que las obreras y que los zánganos. El vello que cubre casi todo el cuerpo es sedoso, con setas ramificadas, plumosas. Las hembras Poseen una corbícula o canasta de polen en las patas posteriores. Los machos tienen la tibia de las patas posteriores con una apariencia algo similar a la de las hembras pero sin corbícula. La lengua o probóscide está compuesta de varias piezas bucales que forman un complejo tubo que permite la succión del néctar por capilaridad. En reposo y durante el vuelo pliegan las partes del aparato bucal bajo el mentón. Tienen glándulas salivares en el tórax y usan la saliva para mezclarla con el polen. También la usan mezclándola con otros ingredientes para la construcción del nido y de los recipientes para almacenar miel y polen. En el abdomen hay glándulas que producen cera usada para la construcción del nido y para recipientes para almacenar miel, polen y para la cría. La hemolinfa está contenida en un sistema circulatorio abierto. La aorta o “corazón” es un tubo ubicado dorsalmente que pulsa y empuja la hemolinfa. Sólo las hembras poseen aguijón.

La reina de los abejorros vive un solo año (en la mayoría de las especies) y comienza la nueva colonia en la primavera. Una colonia suele tener menos de 50 obreras en la mayoría de los casos; las más grandes pueden llegar a tener 400 individuos y aún más en regiones cálidas. Se han documentado colonias tan pequeñas como de 20 individuos y tan grandes como 1700.

Las únicas que sobreviven el invierno son las hembras fecundadas o reinas que salen de su hibernación temprano en la primavera y buscan un lugar apropiado para hacer su nido, generalmente una cueva abandonada de ratón u otro roedor. Construyen cazuelas u ollitas de barro y cera para almacenar el néctar o polen y para poner los huevos. En la primavera los ovarios de la hembra que ha sido fertilizada en el otoño anterior son activados y los huevos son enviados a través del oviducto hasta la vagina donde hay un receptáculo, la espermateca que almacena el esperma que recibió durante el apareamiento. Cuando pasan por la espermateca algunos huevos son fertilizados y otros no. En la primavera y verano todos los huevos son fertilizados, sin embargo en el otoño solo son fertilizados algunos que darán lugar a las hembras, el resto de huevos no fertilizados dará lugar a los  machos (haplodiploidía).

La reina continúa cuidando a las crías hasta que emerge la primera camada de obreras. Después de eso se dedica solamente a poner huevos y las obreras hacen todas las tareas tal como agrandar el nido, construir más receptáculos, alimentar y cuidar a la cría. Las feromonas de la reina suprimen la acción de las hormonas en las larvas y anulan el crecimiento y maduración de sus ovarios. Así las hembras nacidas en la primavera y verano, mientras la reina es dominante, son obreras no fértiles. Llegada cierta época del año, la reina deja de producir las hormonas, esto provoca que los ovarios de las obreras funcionen y empiecen a poner huevos, pero al no estar fecundados sólo producen machos. De estos machos, los que sobreviven al ataque de la reina se aparearán con las nuevas reinas al final del verano o principios de otoño dando lugar a las reinas de la generación siguiente y a nuevos machos. Después la reina vieja, las obreras y todos los machos mueren y las nuevas reinas buscan un lugar donde pasar el invierno o hibernar.

Subgéneros del género Bombus
  • Mendacibombus, 12 especies
  • Bombias, 3 especies
  • Kallobombus, 1 especie
  • Orientalibombus, 3 especies
  • Subterraneobombus, 10 especies
  • Megabombus, 22 especies
  • Thoracobombus, 50 especies
  • Psithyrus, 30 especies
  • Pyrobombus, 50 especies
  • Alpinobombus, 5 especies
  • Bombus (subgénero), 5 especies
  • Alpigenobombus, 7 especies
  • Melanobombus, 17 especies
  • Sibirocobombus, 7 especies
  • Cullumanobombus, 23 especies

B. terrestris Linnaeus, 1758


La palabra Bombus deriva del latín "bombus, i" que significa zumbido. Terrestris también deriva del latín "terrestres, -e" que significa de la tierra o relativo a la tierra.

Los nombres Francés (Bourdon) e inglés (Bumblebee) derivan de una onomatopeya asociada al ruido producido por el insecto.

En Catalán se le denomina Borinot , en Gallego Abellón y en Euskera Eriastar arrunt.

Aparece en toda Europa, de forma regular y frecuente en muchas zonas. Además se utiliza en diversos cultivos, en especial tomate y frutales de invernadero, como agente polinizador, con ciertas ventajas frente a otros, como por ejemplo, la capacidad de seguir activos en condiciones climáticas adversas.

Bombus terrestris

Es un abejorro grande, la reina es de 2 a 2,7 cm de longitud y las obreras son de 1,5 a 2 cm. Su cabeza es pequeña y estrecha, y la probóscide o lengua de la reina puede ser de 10 mm de largo, con la de las obreras algo más corta. Es de color negro, con el tórax y el abdomen cruzados por sendas bandas de pelillos anaranjados, y el extremo del abdomen cubierto de pelillos blancos. El tórax es comparativamente corto y está cubierto de pelo. Las antenas tienen funciones táctiles y olfativas, y en el primer par de patas aparece una escotadura que le sirve al abejorro para limpiar las antenas de los granos de polen que se les adhieren. El par de patas posterior tiene cestillos para el polen. Las reinas pueden alcanzar los tres centímetros de tamaño, siendo los zánganos y las obreras poco más de la mitad de grandes. Los zánganos carecen de aguijón.

Bombus terrestris
El abejorro zapador, protegido por su tupido “pelaje”, es uno de los primeros insectos que anuncian la primavera. A partir de la primera quincena de Marzo, las jóvenes reinas del año, agazapadas durante el invierno en la paja o el musgo al pie de un árbol, se despiertan. Las flores aún escasean, pero los amentos de los sauces ya pueden ofrecer néctar y polen. Ahítas, parten en busca de un lugar para crear una futura colonia, a menudo una antigua madriguera de un pequeño mamífero, ideal para proteger a su progenie de los depredadores y la intemperie.

La reina construye pequeñas urnas de cera y almacena miel y polen en algunas de ellas, mientras que en otras pone un huevo. Incuba los huevos haciendo trabajar los músculos de sus alas para calentarlos. Al cabo de tres o cuatro días de incubación, las larvas eclosionan. Entonces, la joven madre extrae alimentos de las urnas de reserva y les da de comer regurgitando una mezcla de polen y néctar.

El desarrollo de las larvas tiene lugar en cuatro fases, interrumpidas cada una por una muda. En la fase preninfal, las larvas dejan de alimentarse y tejen un capullo de seda, de este capullo salen crías de obreras.

Bombus terrestris

Estas primeras obreras criadas por la reina, son pequeñas pero hiperactivas: ayudaran a su madre a criar a sus hermanas pequeñas y agrandar el nido. De hecho, habrá otras puestas, que originarán sucesivas remesas de obreras, las cuales aumentaran rápidamente el efectivo inicial.

Aunque las obreras son muy polivalentes, las mas jóvenes y las “viejas” de menor tamaño se ocupan sobre todo de las labores “de interior”, mientras que las de mas edad o mas mayores van en busca de alimentos.

En pleno verano, la colonia alcanza su apogeo. Entonces, la reina empieza a producir machos (nacidos de huevos no fecundados) y hembras sexuadas (las futuras reinas), que pronto abandonaran el nido para aparearse. Hacia mediados de septiembre, solo las reinas mas vigorosas sobreviven, ya que tienen la capacidad de almacenar grasas para pasar el invierno.

Bombus terrestris. Los abejorros pueden encontrar el camino a casa a distancias de 13 km.

El opulento “pelaje” de los abejorros constituye una trampa muy eficaz para atrapar polen y pueden trabajar con rapidez incluso en condiciones climáticas poco favorables. Varias sociedades se han especializado en la cría y comercialización de abejorros para los agricultores de productos de la huerta a fin de polinizar las plantas de invernadero.

Bombus terrestris


Fuentes:

1) Wikipedia
2) Pequeña colección de insectos. Sonia Dourlot. Ed. Larousse.